A PEPE Y LOS CHAVALES, GRACIAS

Dejamos en esta entrada una carta que nos hace llegar Jose A. Santaella, entrenador de nuestro primer equipo durante la presente temporada 2016-2017 y que publicamos literalmente, tal y como nos pide que hagamos.

 

Hoy es el primer martes que no vuelvo con las prisas de llegar a vuestro entrenamiento; si ese entrenamiento que empezaba a las 15:00, a la hora que se suele almorzar, y sí, me reitero, vosotros entrenando y yo volando desde Torrecampo para aprovechar todo lo que pudiera con ustedes, los chavales… También la primera semana que no veo el partido del finde para hacer el post partido, os lo debo este, eh! En definitiva la primera semana desde mitad de Agosto que no os veo, y es que son 9 meses muy intensos, que hemos vivido fuertemente, por eso precisamente quería dedicaros estas palabras.

Gracias por una temporada tan larga y tan fantástica. Fantástica porque para los que les gusten los resultados somos el único equipo con balance positivo de la provincia en Primera Nacional, el mejor clasificado, sí; porque le habéis plantado cara a equipos que bajo cualquier lógica estaban por encima de nosotros, incluso ganándole a muchos de ellos. Para los que les guste la juventud han visto a un equipo de 19 años de media sin contar a Pepe Ferrer, pero sí metedlo, ahora son 21,5 sin contar juveniles y cadetes que han disputado minutos en la competición, en la misma categoría en la que participaban jugadores como Jesús Castro, Balmón o Jorge Fernández, bravísimo.

Gracias a todos los protagonistas, Pepe y los chavales. Gracias por ser quienes sosteníais mi hambre de baloncesto, mis ganas de ser cada día mejor entrenador, por hacerme disfrutar cada domingo en el Palacio, nuestro Palacio. Gracias a Álvaro por su lealtad, ojala seas  siempre para mí un Starks; a Ricky por su silencio y su presencia, cada día más; a Canales por su entrega y fuerza, pocos jugadores me han hecho vibrar tanto; a Luis por su talento y su ejemplo; a Tomás por su día a día y su futuro; a Oscar por su madurez y por ser de los nuestros; a Moreno, “el sobrino”, por su versatilidad y sus momentos brillantes de juego; a Valeriu por su respeto y disciplina; a Guille por su rebeldía y su improvisación y a Pepe, por ser la pieza que ha hecho funcionar todo, aunque para ti debe de haber otro apartado. Además de vosotros sería injusto olvidarnos de Sergio y Andrés que aportaron su importante granito el primer tramo de la temporada y de los chicos que nos han echado una mano desde cantera; Jesús Palacios, Jose Manuel, Josemi, Benny, Cayetano, Jorge Luque, Jorge González, Juanma, Manu Jiménez e Ismael Tamba y otros muchos entrenando. Por otro lado también mencionar a personas como Agustín Alcántara, Alberto Martín, Jose Manuel Alastuey o Rafa Cabrera que con su experiencia y baloncesto nos han hecho crecer en la cancha. Y por último a los “vinculados”, Jose, Ángel, Emi, Pedrito, Javi…sin vosotros el día a día no hubiera sido igual. GRACIAS a todos. Sin embargo también pido disculpas, perdón porque pienso en las veces que no he sabido llegar a vosotros como jugadores, y como personas, creedme que es mi tarea pendiente, aún así no dejéis de pensar que todo lo que he hecho es por vosotros y por el equipo.

“Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas” (Paulo Coelho)

Gracias a mis entrenadores, mi maestro Pedro Calles, me inculcó que había que rodearse de los mejores, y si…de nuevo lo he vuelto a hacer, gracias Quique, por tu talento observando el juego, por tu saber estar, por tu buen rollo. Gracias a Curro, el genio de esta pareja que formamos desde hace 25 años y que sólo cuando no está a mi lado soy consciente de lo que significa para mí, gracias Tate. A Pepe Carranza por ser el jefe de esta casa, eres admirable. A Manolillo por ser el encargado del material sin encargarse de nada, grande Manolillo. Y a todos los demás que hacéis todo más fácil, Diego, Alejandres, Rocío, Carmen

Gracias a la directiva, en especial a Guti y a Cañadillas, me habéis demostrado lo mejor que puede esperar un entrenador, honestidad, compromiso, superación, confianza, mucha confianza. Y por supuesto a todas esas personas que acompañaron en esa decisión tan importante de ser entrenador de BBALL, principalmente a ti Rafa Gomáriz que en tan poco tiempo me enseñaste tanto.

Gracias a la gente que ha ido a apoyarnos al palacio, cantera, familias, todos animados por el grandísimo Paco Cañero. Gracias por hacer el rock un poquito más importante en nuestras vidas!

Y por último quería agradecer a dos personas que tienen mucho que ver con el baloncesto y con mi vida. A ti Api! Por ir cada domingo a Vistalegre a ver a tus hijos en el banquillo de BBALL, sé que te gustaría verlos con la equipación botando el balón, pero estoy igualmente seguro de que lo que realmente quieres es verlos felices, y créeme que lo han sido y mucho de verte a ti dando vueltas por el palacio. Y a ti Ana, por aguantar mi peor versión y sacar mi mejor versión.

No sé qué pasará en el futuro, pero no quería dejar un día sin daros las gracias! Y una cosa quedará para siempre, yo entrené a Pepe y los chavales.

“Justifica tus limitaciones y te quedarás en ellas.” (Richard Bach)